Praderas

 

Las praderas. En ellas crecen hierbas o pastos. Por eso abundan los animales capaces de alimentarse de estas hierbas, como el bisonte, las jirafas o insectos como las termitas. Y también algunos carnívoros que cazan estos animales, como el guepardo, las hienas, los leones… La tundra es una pradera fría, la estepa es una pradera templada, y la sabana es una pradera tropical.


Tundra

Tundra, terreno abierto y llano que ocupa la mayor parte de la tierra que se extiende entre el límite septentrional del bosque y las regiones polares de hielo y nieves perpetuas. La superficie presenta un aspecto pedregoso o pantanoso, y la vegetación dominante se compone de ciperáceas, ericáceas, musgos y líquenes, así como, en algunas zonas más restringidas, sauces del Ártico. En las montañas de la zona templada aparece un tipo de planicie parecida, por encima del límite altitudinal de los árboles, a la que se denomina tundra alpina. En la región antártica también existen algunas zonas de tundra.


Sabana

 

Sabana, pradera tropical poblada de arbustos y árboles dispersos de varios tamaños. La aparición de la sabana podría deberse a las características del suelo, a fuegos periódicos provocados por rayos o por la acción humana, y a la influencia del clima.


Estepa

 Estepa paraje llano y muy extenso que carece casi por completo de vegetación arbórea. El término estepa, en sentido estricto, tiene su origen en la palabra rusa stepj (traducido como desierto, en el sentido de no cultivado ni arbolado) con la que se nombran las praderas de gramíneas de la zona templada de Rusia y de la Europa del Este. Sus suelos están poco desarrollados, pero son ricos en elementos minerales aunque escasos en materia orgánica.

La fauna

Entre los animales propios de la estepa están el coyote y el bisonte, en América del Norte; el avestruz en América del Sur; los caballos salvajes y los antílopes en Europa y Asia; el jerbo y el órix en Africa; y el canguro en Australia, además de una amplia variedad de reptiles, insectos y roedores, como el ratón topo, que vive bajo tierra.
 

Hierbas y arbustos

La vegetación de la estepa es del tipo xerófilo; es decir, se caracteriza por su buena adaptación a los lugares con escasez de agua. Aunque los tallos se sequen, las plantas mantienen su humedad y vida debajo de la tierra. La vegetación predominante es la herbácea, siendo bastante comunes las gramíneas, los arbustos espinosos, las hierbas y matas aromáticas.

Existen ciertos vegetales que tienen raíces que crecen en forma de tubérculos, donde se van acumulando reservas de líquido y sustancias nutritivas que se utilizan cuando vuelven a brotar.